Houston, Texas.- El pivote de 2,08 metros y 30 años con pasado como All-Star (en cuatro oportunidades) firmará como agente libre con Houston Rockets, según reportó Shams Charania. Se trata de un jugador muy talentoso pero al que las lesiones dejaron fuera de la última temporada y lo complican desde inicios del 2018.

Han habido varios rumores, pero Houston Rockets todavía no se ha desprendido de James Harden ni de Russell Westbrook y encima ahora agrega otro jugador varias veces All-Star a su equipo. Está bien, no es para que en Texas se ilusionen demasiado de golpe, pero si es un nombre bien conocido: se trata de DeMarcus Cousins, que llegará como agente libre a los Rockets según reportó Shams Charania de The Athletic.

Los Rockets realizan una apuesta de mínimo riesgo por el pivote cuatro veces All-Star: la información es que será un contrato de un año y no garantizado, como el que por ejemplo tenía Dwight Howard en Los Angeles Lakers en la 2019-2020 cuando llegó a los campeones para justamente tomar el lugar de Cousins.

De que el hombre de 30 años nacido en Alabama es talentoso no hay dudas: por algo fue dos veces (2014-2015 y 2015-2016) escogido en el segundo quinteto ideal de la NBA y promedió 25,2 puntos, 11,9 rebotes, 3,9 asistencias, 1,4 tapones y 1,5 robos entre las temporadas 2013-2014 y 2017-2018. Pero ahí fue cuando su carrera entró en un declive asombroso debido al infortunio de las lesiones.

El 26 de enero de 2018 DMC se rompió el tendón de aquiles del pie izquierdo jugando para New Orleans Pelicans: su dupla con Anthony Davis tenía al equipo de Louisiana en el sexto puesto del Oeste. Su temporada terminó allí y recién pudo volver a jugar el 18 de enero de 2019 con Golden State Warriors, siendo un fichaje que se predecía que “rompería la liga” si Cousins volvía al 100% de una lesión tan complicada. La verdad es que, por más que promedió 16,3 puntos, 8,2 rebotes y 3,6 asistencias en fase regular, ese Boogie de GSW ya no era el mismo. En los Playoffs 2019 volvió a lesionarse al comenzar la campaña y volvió a tiempo para las Finales, en las que aportó 8,3 puntos y 4,7 rebotes con un 42% de campo en 18 minutos de promedio.

Los Lakers volvieron a juntarlo con AD para la 2019-2020, pero la enfermería volvió a llevarse al pivote, que en un trabajo de pretemporada se rompió el ligamento anterior cruzado de la rodilla izquierda en agosto de 2019 y, por más duro que trabajó en su rehabilitación, no pudo formar parte de la última temporada, así que no juega un partido oficial desde junio de 2019 y ya es casi un año y medio de inactividad

A favor de los Rockets, la apuesta tiene nulo riesgo y encima llena un puesto en el que estaban descubiertos: el de pivote, solamente con el recientemente fichado Christian Wood como ocupante natural. Si Cousins puede jugar y es al menos un 50% del tipo de jugador que fue en su mejor momento, habrán hallado un talento como el que ya no hay disponible en este mercado de agentes libres.

Vía: NBA.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies