24 de Octubre de 2020

Antonio Brown y los Tampa Bay Buccaneers han llegado a un acuerdo sobre un contrato de un año.

Si bien el contrato aún debe finalizarse y Brown tiene que aprobar los protocolos COVID-19 antes de unirse al equipo, es probable que el receptor haga su debut con los Bucs en la Semana 9 contra los New Orleans Saints.

Ambas partes querían completar un trato que reuniera a Brown con el mariscal de campo Tom Brady. Los Seattle Seahawks también estaban interesados antes de que Buccaneers y el jugador llegaran a un acuerdo.

Los Bucs han sido golpeados en la posición de receptor abierto. Mike Evans ha estado jugado con un tobillo lesionado desde la Semana 4 y no ha podido practicar de manera consistente, mientras que Chris Godwin acaba de regresar de una lesión en el tendón de la corva y la amenaza profunda, Scotty Miller, se ha visto limitado por una lesión en la ingle y cadera.

Brady presionó al equipo desde el verano para que firmara a Brown a quien tomó bajo su protección durante el breve periodo del receptor en New England, dentro y fuera del campo.

Los dos tuvieron una química inmediata en el campo –Brown tuvo 4 recepciones para 54 yardas y una anotación en la victoria por 43-0 sobre los Miami Dolphins- en su primer juego juntos.

Resultaría ser su único partido juntos en Patriots, pues Brown sería cortado más tarde en la semana.

El entrenador de los Buccaneers, Bruce Arians, trabajó con Brown mientras fue el coordinador ofensivo en Pittsburgh y anteriormente fue crítico con Brown. Arians dijo a Schefter en un podcast de 2019 que Brown era, “demasiado diva”, y dijo en marzo que no encanaba en los Bucs.

En julio, la NFL anunció que había suspendido a Brown por ocho juegos sin pago debido a múltiples violaciones de la política de conducta de la NFL. Brown será elegible para salir de la suspensión después de la Semana 8.

Brown, de 32 años de edad, fue objeto de una investigación de la NFL luego de una acusación de conducta sexual inapropiada en su casa por parte de una artista que trabajaba allí en 2017. También se vio involucrado en un incidente en enero con un chofer de un camión de mudanzas afuera de su casa en Hollywood, Florida, por el cual se presentaron cargos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *